Categoría: Innovar

Responder adecuadamente a la evolución de la sociedad, sus usos culturales y la producción de las soluciones a sus demandas.

Actuar como piensas, ¿piensas cómo actuar?

¿Por qué no tienen éxito la mayoría de los emprendimientos y muchas buenas ideas creativas? ¿Es posible predecir cuándo una persona posee potencial para el éxito profesional o emprendiendo sus propias iniciativas? Un abordaje basado en dos aspectos: 1) La paradoja del valor competitivo, y 2) La Composición Cognoscitiva. Para poner en marcha y desarrollar un nuevo emprendimiento, es más importante el estilo de pensamiento del emprendedor (cómo prefiere pensar), que lo bien que él piensa (su inteligencia). La diversidad cognoscitiva es un factor clave muy positivo durante las primeras fases de un nuevo emprendimiento, pero en las fases más altas el emprendedor necesita desarrollar nuevas composiciones cognitivas para ordenar el caos de las fases iniciales.