Monerías

mono avergonzado

Avatar de Mario Dehter

ADVERTENCIA: lectura no apta para quienes creen que soy “aséptico” e inmune a la estupidez.

He recibido un par de consultas por qué uso, en algunas redes sociales, un avatar con un mono que está o “avergonzado”, o “riéndose de todo”… tengo varias respuestas que te gustarán escuchar, pero te diré la que debes saber:

  1. Estoy “avergonzado” por el rumbo de mi patria (natal) y el descalabro en mi país de adopción (residencia); en donde las naturales fisuras que provocan las ambigüedades de sus ecosistemas institucionales se están transformando en profundas grietas en la ecología social.
     
  2. Siento “vergüenza ajena” por líderes ─educadores y políticos─ aferrados a sus poltronas dando lecciones para que la gente salga de su “zona de confort” a la vez que ellos se atrincheran, con sus compinches, en zonas de confort más amplias y seguras.
     
  3. Me causa mucha gracia sentir que nos estamos acercando al acantilado que traza el poema de Wilhelm Albert Włodzimierz Apolinary de Kostrowicki (alias Guillaume Apollinaire, 1880-1918):

    “Acercaos al borde, les dijo.
    Tenemos miedo, respondieron.
    Acercaos al borde, les dijo.
    Ellos se acercaron, él los empujó…
    y salieron volando.”

evitar saltar y volar sería involucionar a otra fantástica historia sobre el planeta de los simios

(que los monos me perdonen)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *