De Formar Emprendedores

Los emprendedores “genuinos” solo están atentos a las experiencias de quienes han emprendido, o están emprendiendo algo afín a sus propios intereses. Poco o nada, sienten que pueden lograr de quienes “enseñan” o “forman” a emprendedores. El sistema educativo, tanto en sus niveles institucionales como informales, no llegará nunca a poder “crear” emprendedores; sin embargo, puede ayudar a que las personas aprendan a explorar y explotar información no conocida que puede ofrecer un impacto asombrosamente beneficioso sobre la naturaleza (típicamente humana) emprendedora.

Suele ser muy poco lo que se logra tanto con la asistencia técnica individual (uno-a-uno) destinada a noveles emprendedores y pequeños empresarios, como en los programas de formación (uno-a-N) que ofrecen entrenamiento, asistencia y financiamiento destinados a conjuntos “genéricos” de emprendedores entre quienes no se discriminan las especificidades de sus necesidades, ni la naturaleza de sus motivaciones para “emprender”.

Es frecuente que, en especial dentro de los programas del sector público, no diferencien con claridad entre buscadores de empleo, cazadores de subsidios, justificadores de tiempo ocioso, creadores de empresas y soñadores sin rumbo.

En el otro extremo, los emprendedores con decisión de fundar su propia empresa, o innovar en empresas en las que trabajan, buscan «consejos personalizados» pertinentes para sus propios negocios.

Los programas exitosos de desarrollo emprendedor responden a demandas cada vez más sofisticadas con diseños metodológicos articulados con las motivaciones y las actitudes de sus beneficiarios, y con contenidos articulados con las dimensiones socioculturales, técnicas y comerciales de las economías regionales donde se imparten.

Igual que las políticas públicas de promoción y fortalecimiento para el desarrollo empresario, también los programas de formación para emprendedores deben ser “territorialmente sensibles”; es decir, necesitan estar vinculados tanto a la especificidad sociocultural de los participantes como a las cadenas de valor local.

4 comentarios en “De Formar Emprendedores

  1. 28/01/2009 | 23:30

    Gracias Denis!

    Tu comentario es alentador.

    Tengo una noticia para darte. Si es “buena” o “mala”, eso dependerá de tu escala de valoración subjetiva, basada en tu experiencia objetiva.

    Dentro de un par de semanas cumpliré 59 años. Hace 3 años refundé todo mi esquema de vida incluyendo emigrar de mi país a otro país en otro continente, con otra cultura… emigré de mi tiempo… de mi espacio… de mi historia… También emigré de ocupación.

    Hace más de 20 años que me dedico exclusivamente a “pensar como” facilitar el aprendizaje a los emprendedores y yo vengo a descubrir que no se nada al respecto. Comienza leyendo mi “sangrante catarsis pública” y, recién después, podrás comprender todo el resto de los contenidos de mi blog.

    Si me orientas un poco en qué aguas (negocio) intentas navegar (emprender) me gustaría sugerirte otros colegas que también publican y comparten su aprendizaje en la blogosfera que vale la pena leerlos, comprenderlos y vincularse con ellos. Hay mucha gente, de mucho talento colaborando y compartiendo el conocimiento.

    Me permito (vicio de viejo, ¿sabes?) expresarte «una clase» en 1 minuto:

    1) ¿Vas a emprender? ¡Hazlo! ¡Ahora! ¡Ahora mismo! Este es el mejor momento. Difícilmente se vuelvan a repetir condiciones tan favorables para iniciar una actividad por cuenta propia como lo es esta brutal crisis revulsiva planetaria.

    2) NO LO HAGAS SOLO. Busca 1, 2, 3 quizás 4 o 5 socios más. Habla con gente que ya está en el sector de negocios que quieres emprender. Escucha todo: lo que te gusta que te digan, y lo que necesitas saber aun cuando no sea lo que te guste escuchar.

    3) Presta atención a todo tipo de señal que contradiga tu forma de pensar, tus creencias y tus sueños. No les hagas caso: préstales atención. a) te ayudarán a ver dónde estás equivocado, y b) te ayudarán a ver en qué tienes razón.

    4) Calcula bien los riesgos. No tomes ningún “riesgo”. Sólo toma “riesgos calculados”. Ten presente que puedes ser como la mayoría: es más probable fracasar, que tener éxito. Tienes que saber cuándo, cómo y por qué puedes fracasar. Eso te ayudará a reducir la posibilidad que fracases y a modificar tu emprendimiento toda vez que sea necesario.

    5) Se fiel. Se leal. Se bueno. Contigo, con tus proveedores, con tus socios, con tus clientes y también con tus competidores.

    6) Ten confianza en tus fuerzas. Confía en la gente.

    7) Deja aflorar tus sentimientos. Es bueno reír. Es bueno llorar. Es malo pensar que “son negocios” y nada más.

    8 ) Haz, de cada faceta de tu negocio un acto de amor. Con la misma pasión que pones para y por tu pareja, para y por ti también. Nada es tan parecido a “Amar” como a “Emprender”. Nada, vale tanto sufrir como por “Amor” o como “Emprender”.

    9 ) Se humilde. Ten ambición.

    10) Mira lejos. Actúa ahora.

    Un abrazo,

    Mario

  2. Denis Castilla
    28/01/2009 | 22:46

    Mario, me quede con las ganas de seguir leyendo el articulo ” De formar emprendedores”. Me cautivo desde el inicio y estoy de acuerdo con vos en lo referido a que es muy poco lo que podemos hacer como individuos o instituciones en lo que respecta a la formacion de emprendedores, de cierta forma me satisface saberlo desde ahora para no crearme falsas espectativas.

    Me estoy dando a la tarea de despertar en mi el emprendedor que todos llevamos dentro, y a la vez quiero involucrar a todas las personas que me rodean en esa exploracion. Pienso que es por falta de ubicar un norte en cuanto a que es lo que quiero hacer realmente en el campo del emprendedurismo.

    Seguire leyendo tu blog para ver si descubro ese no se que me hace falta para dar el siguiente paso que le sigue a la inspiracion.

    Gracias por el esfuerzo que haces por ayudarnos.

  3. camilo
    09/09/2008 | 20:00

    Mario, está espectacular tu blog.
    La metáfora del inventor está muy buena. Me genera entusiasmo; que es tan importante.

    No puedo descargar los artículos. Es decir, se leen enteros pero no los puedo archivar

    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos:

  • Responsable: Mario Dehter
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.