Audacia Social para Emprender

Los tres artículos anteriores sobre “habilidades sociales”  se resumen así: las competencias sociales para interactuar eficazmente con otros juegan un papel fundamental para el éxito profesional y financiero. Simple. ¿Por qué?

Cuando observas cómo actúan las personas en sus ámbitos de trabajo, o en sus entornos familiares, jugando al fútbol o en Misa, percibes diferencias significativas en todas las dimensiones de sus respectivas personalidades.

Desde su aspecto físico, hasta su concienca sobre lo que ocurre en su entorno, su capacidad para vincularse adaptativamente con las otras personas según las circunstancias que les toca vivir, su grado de extroversión, etc.

Personalmente considero que la “adaptabilidad” (capacidad para relacionarse eficazmente con diferentes tipos de personas en diferentes circunstancias) es, aún más que la “empatía”, la más fundamental de todas las habilidades sociales.

De los casos próximos que conozco, son los empresarios con personalidades mejor “adaptables” los que han logrado mayor apoyo financiero, de terceras personas, para sus empresas.

No es una “casualidad”. Aún cuando nunca he podido encontrar una investigación científica que demuestre la relación entre la «adaptabilidad social» y la «obtención de capital de riesgo» (debe existir algo ya elaborado en alguna universidad anglosajona), entiendo que la vinculación se basa en que las personalidades “adaptables” son más capaces para crear mejores relaciones sociales con las personas apropiadas, en los lugares correctos, en el momento oportuno.

El grado de eficacia de la “adaptabilidad” varía mucho en función de la edad, las experiencias personales y profesionales previas y la capacitación que permita desarrollarla y ejercitarla.

En estos términos, insisto, resulta muy beneficioso que los programas formativos (escolares en todos sus niveles y de perfeccionamiento profesional) ayuden a desarrollar un alto nivel de adaptabilidad social.

Aquí entran en juego otros factores del comportamiento social como la “audacia” o la capacidad para relacionarse con personas “extrañas”.

Suelo sugerir a mis alumnnos que reflexionen acerca de estas cuestiones

  • ¿Estás a gusto con todas las personas, sean jóvenes o viejos, hombres o mujeres, de diferentes creencias religiosas, nacionalidades y/o afiliación política?
  • ¿Puedes hablar sobre cualquier tema con cualquier persona?
  • ¿Tienes algún problema para presentarte tu mismo ante extraño?

En general, las respuestas facilitan comprender la relevancia de la habilidad para adaptarse socialmente tanto para comenzar en un nuevo empleo, comenzar a ejercer una profesión independiente o durante el proceso de start-up de nuevos emprendimientos, la gestión de innovaciones o reorganizaciones empresariales.

Ahora bien, la importancia de la adaptabilidad social disminuye con el tiempo en relación con otras habilidades sociales a medida que va madurando el negocio. En consecuencia, al mismo tiempo, son las otras habilidades sociales las que van aumentando en importancia. Por ejemplo, la habilidad de “percepción social” o la capacidad para “leer” cómo son, cómo piensan y el por qué de los comportamientos de los demás.

En efecto, siendo capaces de percibir con exactitud cómo son los demás y el “por qué” de sus comportamientos, la habilidad de “percepción social”, podría resultar muy beneficiosa para ayudar a los empresarios tanto para seleccionar excelentes empleados y socios, como para distinguir a tiempo que existe una oportunidad ventajosa para el negocio.

De manera tal que si bien las habilidades sociales más útiles para los empresarios puede variar en función de la fase de desarrollo de sus empresas, hay que considerar que es necesaria una cuota razonable (de racional) audacia para entablar nuevas relaciones, en diferentes contextos, con diferentes estilos de personalidades.

Esto implica crear un nuevo componente formativo: (razonable) audacia social (racional).

• Artículos Relacionados:

Implicancias del “Factor Z” para aprender, emprender, innovar y liderar

¿Cuáles Habilidades Sociales son más útiles para los emprendedores?

5 Motivos para las Habilidades Sociales

Habilidades Sociales: no eres tú, soy yo…

10 comentarios en “Audacia Social para Emprender

  1. 09/06/2010 | 15:06

    Bienvenido Alberto!

    Confío que en estas opiniones encuentres ideas para reflexionar sobre lo bueno, lo fuerte, lo débil y perfectible de tus iniciativas emprendedoras. Vivimos un tiempo en que no cuenta mucho lo “nuevo” o lo “experimentado” que se seas. Cuenta, por sobre toda otra cosa tu creatividad y la persistencia para aprender. Un consejo: NO LO HAGAS SOLO.

    Aquí nos encontramos cuando lo necesites. Abrazo

  2. Alberto
    09/06/2010 | 14:36

    Hola: En realidad soy muy nuevo en esto y la verdad es que quiero ir aprendiendo las formas de ir logrando comunicación y tambien viendo la posibilidad de lograr una integracion de tipo comercial, que en realidad no se como ponerla en practica. Desde ya mis saludos cordiales y a vuestras ordenes. Alberto

  3. alex vasallo alonso
    04/06/2010 | 17:53

    Demos la bienvenida en el sglo XXI a los empresarios emprendedores, creadores de negocios sociales e inteligentes, osertan trabajòs de calidad, generan riqueza social y obtienen beneficios.

  4. alex vasallo alonso
    29/11/2009 | 20:06

    Creo que emprender es una cuestión humana y, como tal, un buen emprendedor esencialmente creara su negocio basando su éxito en dos pilares: las personas y la responsabilidad social corporativa. De ésta manera tenemos un tandem idóneo para comenzar la actividad empresarial. Además resulta gratificante colaborar con seres humanos que posean buenas habilidades emocionales, comportamientos inteligentes y actitudes socialmente responsables. digo estol por experencia personal con mentor de jóvenes emprendedores. Hasta la vista

  5. esperanza lopez
    16/10/2009 | 17:27

    Estoy totalmente de acuerdo con el comentario de senior manager hoy en dia nos estamos dando cuenta de que el modelo que se esta dando en las escuelas no funciona, nuestros hijos tienen ,creo yo algunos, valores equivocados, pongo como ejemplo a la chica adolescente que lleva en su carpeta una foto de un presunto homicida o que este mismo presunto homicida tiene un club de fans.
    No podemos echarle toda la culpa a la enseñanza que no funciona, si queremos que nuestros hijos vivan en una sociedad que sea tolerante, que sus miembros puedan adaptarse entre ellos unos con otros y convivan en armonia, aprendiendo a tolerar hay que empezar por la educacion en casa que creo yo que es la base mas importante siempre reforzada por una buena enseñanza, no solo a nivel academico si no tambien a nivel de convivencia y humanidad.

  6. Yuri
    12/09/2009 | 14:54

    Hola Mario

    Cada vez oigo la importancia de ser “Audaces” así como la capacidad relacional y la adaptabilidad (entorno, relaciones personales, situación).

    Es una pena que aún exista – a pesar de la situación “crisis” – no favorezcan ni animan a sus empleados a ser “audaces” ni se esfuerza a adaptarse su sistema. Supongo que con el tiempo terminará pagando facturas.

    Senior Manager: No he visto la pelicula “La Ola”, a pesar de que estaba en mi lista de “quiero ver”. Me animas a ver de inmediato vía DVD.

    Un saludo

  7. 12/09/2009 | 11:24

    Hola Senior. Agendada conseguir y ver “La Ola (la alemana)”. Gracias por el dato.

    Es verdad, el divorcio entre la escuela y la familia es una gran dificultad para mejorar los contenidos y las metodologías escolares.

    ¿Pero podemos comenzar (padres y maestros) intentando algo en nuestras respectivas escalas “domésticas”, no? Yo creo que es posible. Lo he intentado en mi trabajo como formador, en mi rol como padre.

    La clave está en involucrar a la familia en la experiencia educativa, asumiento que la mayoría de las familias no se van a involucrar. Pero vale la pena el esfuerzo.

    A propósito, por favor, te recomiendo este artículo de Lola Urbano Santana “Familia y escuela (o cuando nadie me ve)” al que llegué por mención en el Blog de @pazgarde

  8. 12/09/2009 | 10:32

    Mario, de nada vale que implantemos en las escuelas planes de adaptabilidad social, si en los hogares los niños y adolescentes siguen recibiendo precisamente todo lo contrario. La formación ah de ser integral en ese sentido.
    ¿Viste la película “la Ola”? (la alemana)
    Saludos
    SM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos:

  • Responsable: Mario Dehter
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.