Empoderamiento Emprendedor

Alguien me ha dicho hace muchos meses que no escribo sobre «emprendedores». Tardé varios segundos en decidir si tenía que responderle lo que inmediatamente me brotó desde mi sentimiento a mi cabeza: “No escribo más «sobre», porque me he transformado en uno de ellos”.

No tengo tiempo. Mi energía está dirigida a aprender más sobre lo que yo hago, que a explicar lo que han hecho otros, o a decirle a los otros lo que deberían hacer ellos. En honor a la verdad, yo tampoco suelo aplicarme lo que he escrito muy puntillosamente «sobre» emprendedores.

Estoy preparando un taller presencial de animación de la cultura emprendedora (11/12 en la UNICEN), y dos videos sobre casos exitosos de emprendedores de base tecnológica (para el PRECITyE) y me pregunto ¿qué les puedo decir a los estudiantes universitarios y jóvenes egresados que todavía no se les haya dicho?

De hecho, hurgando entre la literatura que yo mismo he elaborado en los últimos 12 años encuentro muchas cosas que la “experiencia de campo” me ha demostrado que son poco funcionales en el escenario global de 2010 y lo que se avecina…

 Rescato algo que siempre he sentido:

 

  1. Aprendemos de nuestros pares, de los otros emprendedores que han pasado o están pasando por lo mismo que nosotros.
  2. Nos inspiramos en modelos (de rol) concretos quienes, además de proveernos patrones de comportamiento, nos estimulan provocándonos motivaciones internas significativas.
  3. Son las motivaciones internas significativas lo único que cuenta para poder emprender. Lo demás: depende de un buen asesor contable-administrativo, talentos complementarios con nuestro propio talento (empleados, socios y/o proveedores) y una idea apasionante que sea también apasionante para nuestros clientes (presentes y/o potenciales).

 

Creo que ha llegado el momento de presentar en sociedad una inversión —en el sentido de «darle la vuelta desde adentro hacia afuera»— a conceptos como “animación de la cultura emprendedora”, o “estimulación de las virtudes emprendedoras”, o “desarrollo de vocaciones emprendedoras”, o “formación de competencias emprendedoras”, para comenzar a pensar en términos de “empoderamiento emprendedor”: facilitarle a las personas los modelos de rol apropiados para que aprendan a satisfacer sus necesidades de realización personal y profesional. Allí vamos.

3 comentarios en “Empoderamiento Emprendedor

  1. 22/11/2010 | 00:22

    Gran post. Aprender lo que a uno le gusta es algo maravilloso
    Estimulación temprana

  2. Adriana
    16/11/2010 | 21:57

    excelente post, alentador e inspirador, espero poder ir en diciembre a escucharte saludos adriana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos:

  • Responsable: Mario Dehter
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.