A jugar, Gracias a Dios Hoy es Viernes (10-X-08)

4 Árboles Equidistantes

El Valor de las Preguntas

Jugadores

El planeta entero… y si hay alguien más por allá que tu conozcas, llámalo que también puede jugar con nosotros.

El problema no es la solución, es saber cuál es el problema

Hay que plantar en un terreno de perímetro cuadrado, cuatro árboles iguales de manera tal que queden equidistantes entre sí. Que todos están a la misma distancia uno del otro

Puedes comenzar por formularte las preguntas adecuadas, más que empecinarte en encontrar las respuestas adecuadas.

Está científicamente comprobado que si existen dificultades para poder solucionar algún problema, lo mejor es plantear el problema de manera diferente a cómo se ha presentado inicialmente.

Jonas Salk, el inventor de la vacuna oral para la poliomielitis, explicó que en el campo de la investigación científica, dixit:

“La respuesta a cualquier pregunta existe de antemano; lo que necesitamos es formular la pregunta correcta para develar la respuesta”.

Arthur Koestler, intelectual desatacado del Siglo XX, dijo:

“La grandeza de los filósofos de la revolución científica consistió no tanto en encontrar las respuestas correctas, sino en formular las preguntas correctas; en ver un problema donde nadie lo había visto antes, en sustituir un «por qué» por un «cómo»”.

Pablo Picasso, el hombre que rompió la norma sobre como dibujar el rostro de las mujeres, argumentaba que:

“Las computadoras son inútiles porque solo proveen respuestas”.

En tu jardín

los 4 árboles en diagonalUna vez que tu has pensado en tus cuatro árboles equidistantes, pensarás en el terreno apto para cultivarlos. Tan sólo después, pensarás en qué sitio colocar cada retoño para que crezcan a igual distancia uno del otro. ¿Puedes hacerlo? ¡Hazlo!

Los 4 árboles crecerán a igual distancia, uno de otro, si tu seleccionas el sitio donde cultivarás a cada uno; no será resultado de una cuestión azarosa. Considera además que las casualidades, cómo explicó alguna vez Luis Pasteur, sólo le ocurren a las mentes preparadas; o lo que es lo mismo que decir: hay casualidades, pero hay que estar atentos -cuando algo casual ocurre- para que podamos aprovecharlas.

¿Tu estás esperando alguna pista?

Los 4 árboles en los véticesLas diagonales de los cuadrados son mayores que sus lados. Un árbol en cada esquina del terreno, no es la solución de este problema.

Otra pista alternativa sería que lleves este problema durante el fin de semana para conversarlo con tus amigos y familiares, o llevarlo el lunes a tu trabajo o lugar de estudio para solucionar el problema con tus colegas.

“¡Qué haya suerte!” (z p et al, sic)

Dinámica (no hay reglamento, lo lamento, deberás saltar por arriba de la valla)

Las ideas no vienen a uno, hay que salir a buscarlas afanosamente; con una actitud esforzada y nadie podrá decirte que jugar a “4 Árboles Equidistantes” se trata de un trabajo sencillo.

Pero puede resultar divertido y, te lo aseguro, sumamente placentero plantar árboles en tu jardín. ¡Intántalo! Si no tienes jardín, pon árboles de imaginación e ilusiones en tus pensamientos y en tu sentimientos. Verás que hasta “la crisis” cambia de color.

Sigamos…

Una historia del Zen cuenta que Nan-in, maestro japonés durante la Era Meiji, recibió una vez a cierto profesor universitario que había venido para averiguar sobre el Zen:

Nan-in sirvió el té. Llenó la tasa de su invitado, pero siguió sirviéndole más. El profesor vio cómo se derramaba el té y exclamó:

“¡Ya está llena. No cabe más. Usted está derramando el té en mi tasa!”.

“Al igual que esta taza ” —respondió Nan-in— usted está lleno de ideas preconcebidas y especulaciones. ¿Cómo puedo enseñarle Zen sin que antes haya desocupado su taza?”.

Con tu cabeza repleta de prejuicios, comenzando con la nefasta idea “yo no soy creativo” o “la creatividad es una cuestión esotérica o inútil”, difícilmente tu puedas tener un lugar allí, es tu mente, para encontrar una buena cantidad de buenas ideas y, por lo menos, la solución al problema de plantar 4 áboles equidistantes.

Pero ¡ten cuidado!. Las ideas son frágiles, débiles, inestables. Bastaría el bostezo de un interlocutor, un seño fruncido, o la descuidada opinión de alguien que te responda —”no va andar” , para que tus ideas se desmoronen y desaparezcan.

“Estamos aquí y ahora. Más allá, el conocimiento humano es luz de luna” (H.L. Mencken)

Ah! ¿Quieres la solución? Pues no. No va a ser posible. El juego es que tu encuentres la solución (la tiene) por tus propios medios y, si te complace, hazla pública y la compartes en “Comentarios” en este post.

¡Que te diviertas! ¡Qué haya suerte! (pero haz todo lo posible para que así suceda).

14 comentarios en “A jugar, Gracias a Dios Hoy es Viernes (10-X-08)

  1. Luis Amado
    03/05/2014 | 06:30

    Luego de buscar posibles soluciones solo se me ocurre un pirámide de tres lados, ahora si quiere un árbol en la punta de la piramide , eso si te dará trabajo jajajajja

    • 03/05/2014 | 11:23

      Gracias, Luis Armando! Además de aportar una de las respuestas correctas sumas el valor de la persistencia y no renunciar a lograr un objetivo pese al paso del tiempo.

  2. Juanjo Díaz
    10/10/2008 | 11:32

    perdón, por supuesto, 4 caras triangulares

  3. Juanjo Díaz
    10/10/2008 | 11:30

    claro!, la solución es la pirámide!, pero no de cuatro lados, porque entonces tendrías 5 árboles. es la pirámide de 3 lados.

  4. 10/10/2008 | 11:12

    @Viel^
    El terreno de tu jardí­n, tu sabes, es irregular. Y donde quieras una elevación traes tierra y la amontonas en un lugar… donde quieras un pozo utilizas una pala y lo cavas… es tu jardí­n… más o menos cultivado que el jardín de tus vecinos… tu decides cuánto trabajar sobre él, porque es tuyo.

  5. Yo
    10/10/2008 | 09:26

    Para que 4 cosas (árboles o melones) están equidistantes entre sí­ sólo se puede conseguir con una distribución tetraédrica (3D). Esto es una pirámide de 4 caras (triangulares) y 4 vértices.

  6. Monty
    10/10/2008 | 08:53

    El terreno cuadrado esta bien pero, dado que la unica figura que permite posicionar cuatro puntos equidistantes es el tetraedro, estarí­a bien que hubiese una colina o montaña en el centro del terreno donde plantar uno de los árboles, no creeis?

    ESTA ES LA SOLUCION

  7. 10/10/2008 | 08:18

    Hola Mario: me gustó el juego y lo he subido a Menéame a ver si los meneantes aciertan 🙂
    Puedes ver los comentarios aquí: http://meneame.net/story/problema-4-arboles-equidistantes

  8. Jpatache
    10/10/2008 | 08:06

    la solución más rápida y chapucera que se me ocurre es plantar los cuatro arboles en el mismo hoyo

  9. Viel^
    10/10/2008 | 07:48

    Pregunta: ¿el terreno es plano o se permite relieve?

  10. josue
    10/10/2008 | 08:52

    plantarlos todos juntos

  11. Pingback: meneame.net
  12. 10/10/2008 | 03:08

    😉 me acaba de llamar un amigo por teléfono (son las 3 AM en Sevilla, no está loco… está equivocado: en Buenos Aires —”desde donde me ha llamado— son las 10 PM) para que le diera la solución.

    ¡JÁ! Está loco. Además me pregunta ¿de qué la va esto de jugar los viernes?”

    Le he respondido: es una propuesta para pensar el fin de semana, el lunes, el martes, el miércoles y el jueves siguientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos:

  • Responsable: Mario Dehter
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.