198.838

Hoy he escuchado el amargo silencio de la autoestima y a la voz del miedo.

198.838 han perdido su empleo durante el mes de enero de 2009 en España. Aquí no están los trabajadores autónomos, los micro y pequeños empresarios que han cesado su actividad por el ciclo recesivo, ni los “sin papeles” o los trabajadores “en negro” de la economía marginal.

Hoy he escuchado: “Vamos a (el Gobierno)”, “Tenemos que (los aliados políticos)”, “Ya verás lo que ocurre si no colaboras (los políticos a los banqueros)…” “Yo no he sido (los banqueros)” “Serán responsables (los sindicalistas a los banqueros y los empresarios)” “No me haces caso (los opositores) “Si no tengo crédito no puedo pagar las nóminas (los medianos y grandes empresarios)” “Voy a llevar mi CV a… (mi esposa, lleva 60 días llevando más de CVs en más de 60 lugares)”… Y también he escuchado el silencio amargo

He escuchado el silencio amargo de 198.838 personas, de sus familiares que dependen de ellos. He escuchado el silencio de 3.300.000 (tres millones trescientos mil) personas, más las que no están en el cálculo estadístico oficial… el silencio de su amor propio, el silencio de su autoestima; y he escuchado la voz de sus miedos.

Si no calas un túnel para atravesar una montaña evitando subirla o rodearla, no pasas. O subes, o la rodeas, o calas un túnel para pasar. O cambias el destino. O te quedas inmovilizado y te mueres, y te pudres, mirando la montaña.

Así de simple. Mientra escribí este post otras 6.300 personas más, también perdieron su empleo.

Fuente de la ilustración, tomada por Bernabé Cordón: “El Mundo.es | Blogs” en la nota [Enlace Retirado] publicado el 8/IX/2008

10 comentarios en “198.838

  1. 13/02/2009 | 08:48

    #Senior Manager, hay suficiente evidencia que demuestra que toda crisis, incluyendo la “pasada” «Ninja», están enraizadas en causas históricas y no son eventos inesperados o fortuitos (eso las diferencia de “los accidentes”). Las “actuales” consecuencias de la “pasada” crisis tienen un rasgo dramático porque impacta a nivel global y deja al descubierto la “fiesta” de sectores estratégicos que no ha sido eficazmente encuadrados en los modelos democráticos: el financiero y el educativo.

    Hay tanta responsabilidad en “los bancos”, como en “la escuela”.

    Empeñarse en encontrar soluciones, aplicando las mismas fórmulas que condujeron a la crisis es arrojar gasolina al fuego. ¿Es lo que está ocurriendo?

    Lo primero y es comprender las causas profundas, con una visión realista de la historia en donde se ha gestado y cómo se ha gestado la crisis. Albert Eintein dijo que si quedaran 24 hs para el fin del mundo, él dedicaría el 95% del tiempo a tratar de comprander la causa, lo que le permitiría en el el 5% restante encontrar la solución. Hay una relación directa entre la calidad de las preguntas que ayudan a comprender el problema y la velocidad y la calidad con la que se encuentran soluciones.

    Quizás nos demos cuenta, cuando comprendamos en profundidad y CON SINCERIDAD las causas (cosa que está quedando cada día más evidente) van a surgir las soluciones.

    En América Latina, en promedio, se han recuperado tasas de desempleo mayores al 20% (actualmente está en un 8%) a partir de la recomposición del tejido social y la revitalización de las organiciones sociales que facilitaron la creación de autoempleo y el asociativismo entre pequeñas unidades productivas regionales.

    Simplificando: el desempleo, la pauperización de la cultura y la degradación de la salud pública es como padecer “debetes”; es una enfermedad “silenciosa” que se gesta por una combinación entre factores endógenos y exógenos, “silenciosa” (no tiene una manifestación claramente dolorosa de aviso previo) que MATA (generalmente por alguna disfunción de alguno de los múltiples sistemas que afecta).

    Quien padece diabetes sabe que tiene que apredender a convivir (aplicar un esquema simultáneo y constante de medidas correctivas y medidas preventivas) con su enfermedad, porque si se empeña en luchar contra ella (negarla): MATA.

    Senior: no vamos a morir de diebetes… podremos morir de “inefiencia educativa”, o de “ineficaz modelo financiero”, o de “desarticulación social” (incluyendo la corrupción judicial). Tendríamos que estar trabajando en estas causas y no perder tiempo en encontrar soluciones que alivien el alto nivel de “glucemia”.

    Cordiales saludos. Me honras con tu aprecidada atención.

  2. 12/02/2009 | 19:29

    En este momento en el que escribo, seguramente ya habrán perdido su empleo otras decenas de personas y el panorama no parece ser alentador. Creo que es poco lo que podemos hacer, pues la solución no parece fácil, al menos en el mediano plazo… así que por mucho que tratemos de culpar a unos u otros, el silencio seguirá haciendo amargo y cada vez más… Siento como que con cada esfuerzo motivacional que hago, surgen nuevos problemas que los hunden, pero al menos sigo convencido de que hacer algo es la mejor respuesta, y no para buscar una salida sino para encontrarla.
    SM

  3. KC
    05/02/2009 | 19:17

    He conocido profundamente en ese ámbito, a individuos detestables, sensiblemente minusválidos, intencionalmente inexpresivos, carentes de escrúpulos, cegados por la avaricia

    Ese contexto, en el que la única finalidad es generar beneficio/rentabilidad, es normal que las personas se vayan convirtiendo poco a poco en meros autómatas funcionales que, además de que generalmente se trata de personas bastante poco cultivadas intelectualmente -yo también sé lo que digo por experiencia-, cometen el gran error de creerse superior a cualquier otra persona que tenga menor capacidad adquisitiva. En ese contexto, en el que se machaca, se amenaza, se prevarica, se soborna, se putea, y si se es sumiso se gratifica con buenos premios, nacen los mayores hijos de perra que he llegado a conocer. Podríamos decir que el sistema financiero es la cúpula del artificio, el portal de Belén del dolar, la Meca del dinero. Allí los 10 mandamientos tienen todos la cara de Benjamin Franklin…

    Y bueno, cuando la cosa se pone jodida, pues siempre queda lo que hizo Merckle: echarse a las vías del tren. Todo un ejemplo para los jóvenes…

    Insisto, el sistema económico funciona perfectamente. Lo que no funcionan son sus actores. Esto no es competencia de una Facultad de Economía, sino de Sociología (pobre ciencia subestimada).

    Saludos.

  4. Daniel Moreno
    05/02/2009 | 15:15

    Probablemente te interese saber sobre mi formación y yo no haya sido lo suficientemente cortés a la hora de presentarme. Tengo dos títulos de grado, soy Contador Público y Licenciado en Cooperativismo, ambos acreditados en la Universidad Católica de Santa Fe, Argentina. He estudiado Economía, Sociología, Teología y Filosofía.
    Luego en pos de adaptarme al mundo funcional, realice un post grado de Administración de Negocios en otra universidad. Esto último me abrió puertas, y me permitió ganarme el pan en el mundo de las Finanzas y las Bolsas. Puedo asegurarte que a pesar de estar en ese mundo, no llegué allí producto de mis ambiciones desmedidas, sino el de mis conocimientos predictivos.
    He conocido profundamente en ese ámbito, a individuos detestables, sensiblemente minusválidos, intencionalmente inexpresivos, carentes de escrúpulos, cegados por la avaricia.
    He tenido la Dicha de ser Profesor Titular de Sociología Económica en la UCSF, posición a la renuncié después de algunos años para obtener otra Dicha de orden superior, estar más tiempo con mi familia.
    He escrito artículos en papel y en digital, desde mi casa, mirando a la cara a quienes amo.

    – Daniel Moreno

  5. Daniel Moreno
    05/02/2009 | 12:04

    No hay inconveniente Mario en que incluyas el párrafo o el texto, por supuesto que agradecería que mencionaras mi autoría, sencillamente porque forman parte de mis escritos y apuntes que estoy acopiando desde hace un tiempo.

    Yo tengo 49 años, en abril cumplo 50 y como en tu caso podemos interpretar los cambios en nuestra sociedad en el transcurso de los años. Creo que estamos en un punto de inflexión y sería muy bueno que lo aprovechemos para cambiar los paradigmas actuales.

    Este es el mundo en el que nacimos
    Materialismo- Capitalismo- Prioridad por la familia como transmisora de la cultura existente.
    Esta es la trilogía actual
    Materialismo- Neo capitalismo- Prioridad por la rentabilidad empresaria a cualquier precio.
    ¿Cual aspiramos heredar a nuestros hijos?

    Saludos cordiales. Y por supuesto me gustará leer lo que escribas, en donde lo escribas.

    -Daniel Moreno

  6. KC
    05/02/2009 | 11:54

    Daniel Moreno, no sé quien eres, pero es de lo más sensato que he leído acerca de la crisis en mucho tiempo. Y es que sigo insistiendo en que esta crisis no tiene una mierda de económico… -en cuanto a ciencia económica, me refiero-. Has estado muy acertado en tu exposición. Más o menos va por ahí la cosa… ¿Qué es un gran problema? Que la economía no tiene ni **** idea de nada que no sea economía. Igual que el Derecho, por cierto. Parece ser que la Sociología y la Psicología han quedado como meras ciencias secundarias… quizás porque no se las dan de solemnes…

    Saludos.

  7. 05/02/2009 | 11:21

    @KC

    Nos queda un activo muy importante: personas como tu, como las personas que tu aprecias, como las buenas personas que tu conoces y las buenas personas que ellas conocen somos: la mayoría.

    Ocurre que, como en los “western” que yo veía hace unos años… uf… el 14/2 cumplo 59… a veces, pero solo por un efímero tiempo, ganan los “chicos malos”.

    Tenemos el activo de nuestra esperanza. Claro está… ¿cómo la vamos a sostener a costa del tremendo poder que están tomando estos “villanos” y la estela de zánganos que vienen detrás?

  8. 05/02/2009 | 11:13

    @Daniel Moreno. La más fuerte idea que me “atraviesa” tu valiosa reflexión es tratar de grabar en mi espíritu esto que expresas:

    “La ola está llena de individuos, aletargados en el desarrollo del ser personas. Es la exaltación del individualismo que reniega de la exaltación de los otros individualismos. En la calle, solo somos una colección de egos, indiferentes de la otredad.”

    Gracias.

    Te consulto: ¿me autorizas colocarlo como “post” en el blog para poder difundir este comentario por canales más amplios que el campo “comentarios”? Obviamente, el artículo quedará con tu autoría. Suele colaborar en este Blog mi amigo-virtual Álvaro Cuadra; por ejemplo:

  9. KC
    05/02/2009 | 04:01

    Querido Mario,

    se me ocurre una onomatopeya de tres letras, que no diré por si alguien me interpreta mal. Lo que está claro es que la rueda -que se ha salido de tanto pedaleo- se ha ido bien “a tomar por culo”.
    Creo que éste, y [email protected] como él, tendrían cosas que contarte. Mientras esta MIERDA circule por ahí y siga pudriendo con su fétido aliento, todo será más o menos parecido. Por muchos premios Nobeles de Economía que entreguen en Estocolmo o rescates bancarios repentinos quieran hacer.

    http://www.clarin.com/diario/2008/10/07/elmundo/i-01776062.htm

    Saludos.

  10. Daniel Moreno
    05/02/2009 | 03:20

    Hola Mario
    Has hecho gala de tu gran sensibilidad nuevamente.
    Al respecto, quisera entregarte parte del marterial que estoy trabajando al respecto. Espero que sea de tu agrado.
    Saludos.
    -Daniel

    … Milan Kundera nos había contado “La insoportable levedad del ser” y nos preguntamos ¿Porque no puedo ser, siendo como soy?
    Estamos inmersos en el mundo ultra material, el del fast food , el del delibery, nos relacionamos, previo análisis, del costo-beneficio que emerge de construir esa relación. El resultado de esta operación es la oquedad, el vacío. La satisfacción inmediata se torna en insatisfacción crónica. El tobogán del consumismo nos consume, redoblando nuestras expectativas consumistas. En el mundo ultra material, lo importante es el tener, el ser tendrá que esperar. Esa postergación del ser nos remite a pensarnos en perpetua adolescencia, postergando indefinidamente nuestra identidad subjetiva. Nos dejamos llevar por la mass media hasta lograr el éxtasis del hastío. Este es el terreno propicio para Dionisos en la versión griega o Baco en la versión romana. Es el momento de celebrar orgiásticas bacanales, que barran bajo la alfombra, la oquedad de nuestro ser. Alcohol, drogas, exhibicionismo a ultranza, para seguir postergando la construcción individual de nuestra identidad personal y mantenernos en la ola del tener.
    La ola está llena de individuos, aletargados en el desarrollo del ser personas. Es la exaltación del individualismo que reniega de la exaltación de los otros individualismos. En la calle, solo somos una colección de egos, indiferentes de la otredad. No acerques tu ser al otro ser , no permitas que aflore el amor de tu ser y se conjugue con el amor de otro ser, esas son las consignas en el mundo del tener, en él solo transciende el concepto de posesión por lo que es menester objetivar todo lo que está fuera de uno mismo.
    La objetivación de los otros individuos genera en ellos múltiples efectos, todos negativos por cierto, insatisfacción, desesperanza, desconfianza, inseguridad, resentimiento, etc, etc, etc.
    Se les objetiva, se les rotula y se les manda al archivo definitivo. Siguiendo el hilo de pensamiento de Jaime Barylko observaríamos que:
    “Pedro es pescador” interpretación aceptable en el momento que Pedro está pescando, pero no lo es en el momento que Pedro esta comiendo, puesto que allí sería “ Pedro es comedor” y si está escribiendo “Pedro es escritor”, pero eso no reviste interés alguno para el mundo ultra material y a su dios el Mercado.
    Rotular a Pedro como pescador, permite al Mercado ofrecerle una gran variedad de artículos vinculados a pesca por un lado y acercarnos a él para proveernos de pescado por el otro, pero en simultaneo lo excluye de ser re-conocido en otras facetas de su ser, quitándole la posibilidad de desarrollar sus potencialidades, subjetivándolo solamente en la faceta de pescador y objetivándolo en todas las otras facetas.
    Un día el río se seca y Pedro, que había construido, a instancias del mundo material, una minúscula identidad como pescador, la pierde irremediablemente e ingresa a una subcategoría de objetivados excluidos, llamada des-ocupado. Esta nueva desjerarquización está perfectamente convalidada por las leyes del Mercado y refleja fielmente al decir de Bauman “los desechos humanos”.
    Los individuos, en la insoportable levedad de su ser, se identifican plenamente con el individualismo a ultranza y a la indiferencia por los otros y los posicionan como los top en la jerarquia de valores del mundo ultra material…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos:

  • Responsable: Mario Dehter
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.