3 comentarios en «Oxígeno, para los objetos de aprendizaje»

  1. Coincido contigo, fantástica puesta en escena!!

    Pero si no recuerdo mal de mis conocimientos de Química un átomo de oxígeno no puede ir por ahí como si tal cosa (no se presenta así en la realidad), sino que va siempre de la mano de un congénere suyo, otro átomo de oxígeno para formar O2, entonces sí es estable!

    En mi opinión sólo falta ese apunte para rematar las nociones básicas que apunta.

    Un saludo,

    Manuel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos:

  • Responsable: Mario Dehter
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a la de la AEPD que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos. MÁS INFORMACIÓN. ACEPTAR
Aviso de cookies