Naturaleza del Liderazgo


¿Cuál es la naturaleza del “líder”, qué es “el liderazgo” y qué es “la conducción“? Un líder es un individuo o equipo de personas que moviliza un proceso grupal, mientras que la conducción se refiere a una relación específica de todas las personas en ese grupo y de sus relaciones con otros grupos.

“La esencia de la conducción no es el líder, sino la relación entre la gente implicada en un proceso o sistema organizacional ”esto es: tanto los líderes, como sus seguidores” (Joseph Rost (1993)

En estos términos, cuando hablamos de “liderazgo”: no estamos refiriéndonos a personas dotadas de habilidades para el desempeño de un rol para dirigir, sino de las personas que se conducen, todas ellas en su conjunto, hacia una meta compartida.

Entonces, el conocimiento y las capacidades para ejecutar “habilidades directivas” son una pequeña parte “del problema”. El foco es considerar los aspectos claves de esa relación de conducción y, al mismo tiempo, comprender y ejercitar las claves para liderarlo.

  1. Las relaciones de conducción se basan en influencias multidireccionales. Lo que significa que todos los integrantes de una organización o comunidad modelan en conjunto, unos con otros, sus comportamientos, su aprendizaje y su desempeño. O sea que, influyen entre sí, de manera tal que no necesariamente se influye desde arriba hacia abajo de cualquier estructura organizacional.
  2. La relación es interpersonal. No son “sistemas” o “procesos” los que se vinculan, sino: es la gente, y no sus sistemas, los que están interconectados (utilizando eses sistemas). Los líderes con sus seguidores son actores vinculados (implicados) en las relaciones de conducción. Si la conducción se define como “relación”, entonces los líderes y sus seguidores están construyendo, mancomunadamente: a la dirección. Esto no significa que todos los roles de una organización poseen igual jerarquía, pero sí expresa que todos los jugadores ejercen influencias recíprocas. En general, hay más de un seguidor y más de un líder en la dinámica de las relaciones organizacionales de conducción.
  3. Tanto los líderes como los seguidores necesitan recursos, conocimientos y habilidades, pero en las relaciones de conducción eficientes son más importantes los procesos intelectuales y emocionales de las estrategias para lograr cambios substanciales; es este sentido, el “camino del cambio” requiere, antes que nada, que las relaciones de conducción creen y sostengan condiciones ambientales que favorezcan el desencadenamiento y la evolución de esos procesos (confianza recíproca, percepción del beneficio, niveles de riesgo, control de la incertidumbre, contención ante el fracaso, etc.).
  4. La clave del “camino del cambio”, es que los cambios deseados no deben reflejar solamente los deseos del líder sino también los deseos de los seguidores. En las relaciones de conducción organizacional, los cambios deseados por líderes y seguidores reflejan sus propósitos mutuos. De no ser de esta manera, se instalan síndromes —a veces explicados como «lucha de poderes»— que desencadenan la degradación de la estructura y la funcionalidad de la organización y que culminan en su propia autodestrucción por la incapacidad de reaccionar ante los cambios que realizan las organizaciones de su entorno.

Google (¡feliz cumpleaños!) lista hoy más 11.000.000 de documentos sobre liderazgo y casi 166.000.000 sobre leadership. Aún así, tu puedes verificar que de cada persona, a quien consultes sobre los atributos del liderazgo, vas a estar recibiendo una amplia lista de “habilidades directivas” del “líder perfecto”.

Así lograrás crear un concepto acerca de las prácticas ejemplares del liderazgo sobre “comunicación”, “motivación”, “procesos de toma de decisiones”, “negociación”, incluyendo la introducción en las teorí­as de “técnicas de dinámica de grupos” más difundidas en la actualidad.

No obstante, te propongo que reflexiones acerca de si:

¿Son las “habilidades directivas” las competencias suficientes para desempeñarse como un líder, sin los atributos personales necesarios para conducir?

La pregunta tiene muchas respuestas y dependiendo de cada una de ellas te darás cuenta que existe, en consecuencia, muchas maneras, metodologí­as y contenidos, para formar lí­deres y para aprender liderazgo.

Sobre esto trataremos en el siguiente post. Valoro tus apreciados comentarios.