Hipocresía en Red

Una de las cosas que me más me cuesta comprender en esto del “networking” es precisar el límite entre la «hipocresía» y la actitud asertiva de la «reciprocidad».

A veces, quedo “tildado” cuando la gente cree —o yo creo que la gente cree— que “networking” es tener muchos contactos (300 o 500 mil) en una “plataforma”, o saber cuándo y cómo entregar “tarjetas de visita”… A veces, comienzo a dudar sobre lo que creo saber y hasta si yo he comprendido algo sobre toda esta cuestión de “vincularse” y/o “enredarse” (sin perder la propia identidad).

Una “práctica ejemplar” ampliamente divulgada es que en las redes “entregas” más de lo que “recibes”; pero podría suceder que el lado oscuro de “tanta entrega” no sea otra cosa que una gran cuota de “hipocresía”, porque en realidad cada uno de nosotros es totalmente selectivo de lo que damos, a quién se lo damos, cuándo y cuánto.

Por ejemplo (es una consulta sincera, para nada “mordaz”, ni “retórica”) propongo que nuestra Comunidad discuta esta situación: en una red de gente vinculada por email (por ejemplo, un foro de alumnos en un curso a-distancia, o en una lista de discusión como ésta que nos reúne a nosotros), con el interés de estudio sobre un tema profesional en común, una persona “A” consulta a otro miembro “B” de la red qué es lo qué hace, de qué trabaja, qué beneficio puede aportar lo que “B” realiza: ¿tiene “B” obligación de responder a “A”?

“B” puede responder muy sintéticamente… pero también puede tratar de informar y ofrecer abrir un espacio para el diálogo entre ambos.

Si “B” responde inmediatamente (“inmediatamente” quiere decir: dentro de las 6 horas de recibida la consulta formulada por “A”), con información específica, expresando con claridad que “si necesitas más información te la daré y quizás tu puedas orientarme con tu opinión”: ¿tiene “A” ­­—quien ha realizado la consulta— la obligación de dar alguna clase de devolución a esta respuesta de “B”?

¿Si “A” no retribuye la respuesta de “B”, porque no le ha interesado, porque no lo considera beneficioso, o por cualquier otro motivo que “A” pudiera tener, es una persona práctica o es una persona hipócrita?

Pese a lo que yo crea, o lo que yo no sepa sobre la construcción y la gestión de las redes personales y profesionales de apoyo, hay un hecho objetivo: “hipocresía-mata-a-confianza”, y sin confianza —por más hipócrita que sea la gente y por más gente que esté “inscripta” en una plataforma: no hay red.

La red, más que “una plataforma” con reglas de etiqueta para canjear “etiquetas” es diálogo.

Antes que los sistemas están las personas. Las “prácticas ejemplares” del “saber hacer”, en las redes como en cualquier otro orden de la vida, se fundan en el “saber ser”.

Artículo reeditado del original publicado en Julio de 2006 por el ICTNet

1 comentario en “Hipocresía en Red

  1. camilo
    23/10/2008 | 21:22

    hola Mario:

    Te voy a contar una historia de mi viejo, que de alguna manera fue con muchísimos una especie de pionero en esto de las conversaciones a distancia.
    El era radioaficionado, y por esa experiencia tenía muchísimos contactos en todo el mundo, y de los cuales como sucede siempre, todos tienen distintos o múltiples intereses. Es el caso que tenía amigos por todos lados en el mundo: España (me acuerdo que existía allí un “club de Quijotes”, ya que la labor del radioaficionado es además del conocer gente de todo el mundo, la de realizar “Quijotadas”; también tenía amigos en EEUU, centroamerica, pero recuerdo que tenía un amigo, que era un gran amigo de la era de “las ondas herzianas” (ahora estamos en la era digital). Con él entabló una amistad de muchísimo tiempo, como un par de años; hasta que se encontraron cara a cara. A partir de ese momento, nunca más volvieron a contactarse.

    Y buscando la respuesta a esa experiencia, me remito a algo que veníamos charlando con unos amigos de un foro argentino: Karl Popper tiene la teoría de los 3 mundos: – el mundo subjetivo (mi interior), – el mundo objetivo (el exterior, el mundo real (aristotélico, si te parece), – y el mundo de los libros (en ese mundo, también entran todo el arte, producciones del ser humano de cualquier tipo, y se me ocurre que también habría que incluir, al mundo de las comunicaciones en general), posiblemente, es en ese tercer mundo, en el que nos movemos digitalmente, con una gran pantalla multilateral que no nos muestra tal cual somos de verdad. Y eso no significa que existan mejores o peores… Sería para la teoría de Popper el tercer mundo.
    También me gustaría saber que diría Popper al respecto.

    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos:

  • Responsable: Mario Dehter
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.