Ponencias transferibles vs memorables

streaming de ponenciaPonte ropa simple, preferentemente de colores neutros lisos, sin motivos estampados, ni rayados sobre todo si tu ponencia será filmada con una videocámara). Se natural. Preséntate aseado, saludable y descansado. Duerme bien la noche anterior. Asegúrate que los organizadores hayan puesto agua para beber, cuando lo necesites, a tu alcance.

Asegúrate que las conexiones de audio y vídeo con tu ordenador estén funcionando correctamente. No te irrites si algo falla justo en el momento de comenzar. Pide ayuda a alguien de la organización y, mientras solucionan el problema, cuéntale al público algo divertido, breve, relacionado con tu presencia allí.

Procura estar en el auditorio por lo menos un par de horas antes de comenzar, o —cuando menos— con tiempo suficiente para familiarizarte con el ambiente físico y relajarte.

Ensaya lo que vas a decir, cómo lo vas a decir. Explora efectos de humor con tus gestos y algo que puedas decir para ayudar a tu audiencia a relajarse y disfrutar de lo que les están exponiendo.

Desempeñarse como un orador de alto rendimiento no es lo tuyo. Pero sí puede ser útil estudiar algo sobre cómo hacerlo: respiración, impostación de la voz, dominio escénico y, sobre todo, algunas técnicas muy básicas para resultar un ponente empático (no necesariamente “histriónico”).

Mira al público antes de hacer cualquier otra cosa y antes de pronunciar tu primer palabra. Establece contacto visual, si fuera posible, uno a uno con los asistentes. Es la manera más rápida para iniciar a transformarlos en TU audiencia..

Si estás siendo filmado con una videocámara transmitiendo en directo o para producir un vídeo que será retransmitido con posterioridad: considera que detrás de la o las cámaras pueden estar o estarán más personas que en el auditorio; entonces, trabaja también para tu audiencia virtual. Mira de vez en cuando a la cámara, como lo haces con los ojos de tu público presente en la sala.

Diviértete, pero divierte a tu audiencia, emociona a tu público. La gente olvidará, a lo sumo en 30 días, qué es lo que les has dicho. Pero por mucho tiempo, quizás «para siempre», recordarán cómo lo han pasado contigo. Es decir: expresa cosas “transferibles” para sus vidas, no te preocupes por resultarles “memorable”..

Si utilizas una presentación de Power Point®, recuerda que a tu audiencia le interesa tu ponencia; el Power Point® es como subrayar el núcleo de un concepto que tu expresas, es como colorear un párrafo muy importante, no es para «exponer tu ponencia» es para apoyarla, facilitando a concentrar a tu audiencia en lo que estás diciendo y centrar su atención en la idea más impotante que expresas.

La Regla 10, 20, 30 de Guy Kawasaki es muy simple y efectiva: utiliza sólo 10 slides, durante los 20 minutos que debe durar tu ponencia y escribe con letra arial narrow o tahoma tamaño 30 puntos. Preferentemente utiliza fondo negro, liso, con letras color blanco (recuerda que “azul con verde: muerde”).

No abuses de los vídeos, ni de los efectos especiales porque eso hará que “tu” presentación de Power Point® comience a ser más llamativa y “tu” ponencia irá perdiendo valor directamente proporcional a como la ganan tus slides.

Vídeo Subtitulado de Guy Kawasaki sobre su “Regla 10 20 30 para Power Point®”



Esta es la regla 10 20 30. Usar 10 slides en vuestro Power Point®, no 20 sino 10, y no me importunéis con que si el p2p, google, adwords, b2c, MySQL, SMS, etc… ¡me da igual! “10” slides, no puede haber más.

Y esos 10 slides debes ser capaz de explicarlos en 20 minutos. Porque puede que tengas 1 hr de tiempo pero como estás utilizando una laptop con Windows, y te va a costar 40 minutos que funcione el proyector :/

Y la fuente más pequeña que deberías usar es 30 puntos. Allí vemos 30, 14 y 12, ¿lo ves? deberías usar 30 puntos por 2 razones: tu audiencia se parece a esto (persona son lentes); la segunda razón es que, usando 30 puntos, caben menos letras y eso te va a forzar a conocer tu presentación ya que solo podrás poner palabras claves en los slides.

Y os voy a decir algo más: si realmente necesitas poner mucha letra es porque tu no te sabes la presentación y si empiezas a leer los slides la audiencia lo notará enseguida, y sabrá que eres un “kutre” y pensarán “qué kutre, está leyendo los slides… yo puedo leer más rápido que lo que este kutre habla. Voy a leerlo antes que él”.

Si aún no te crees que 30 sea en tamaño adecuado, pues te doy un algoritmo: encuentra quien es el más viejo de tu audiencia y divide su edad entre 2. Ese es tu tamaño de fuente óptimo. A menos que estés presentando a “16añeros” no utilices el tamaño de fuente 8.

17 comentarios en “Ponencias transferibles vs memorables

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos:

  • Responsable: Mario Dehter
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.