Como evitar que las crisis terminen en desastres

El Caso ChallengerNadie discute, en estos tiempos, la importancia de la capacidad organizacional para aprender continuamente porque es una llave determinante para el éxito o, al menos, para estar atentos para evitar los fracasos cuando éstos son obviamente previsibles.

Los fracasos pueden ser considerados negativamente según las pérdidas o daños que provoquen. Pero se puede establecer otra perspectiva del fracaso considerando lo que se puede aprender de él.

Podrí­amos entonces considerar que existen “fracasos productivos”, en la medida que sirven para comprender modelos de comportamientos individuales y/o corporativos fallidos que habrá que evitarlos en el futuro; análogamente, podemos considerar que existen “éxitos improductivos” como aquellas metas logradas sin tener una idea clara sobre cómo fueron alcanzadas…

Continúe leyendo sobre la historia detrás del desastre del Transbordador Espacial Challenger…

Si Ud. tiene interés en llevar este programa de formación a su organización, por favor complete el Formulario de Contacto indicando cómo podemos tomar contacto para enviarle los detalles del programa en una amplia variedad de formas para utilizar esta extraordinaria experiencia de aprendizaje.

1 comentario en “Como evitar que las crisis terminen en desastres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *