El lado oscuro del Modelo Canvas

canvas

Lindo, ¿útil?

Sin duda, la herramienta Canvas constituye un gran aporte en la forma en que describimos los modelos de negocio en la actualidad. Su utilización, con la guía experta de un facilitador que combine talento didáctico con olfato comercial, resulta de gran utilidad “casi” indiscutible. Pero siento que ha llegado el momento de iluminar los huecos que Canvas deja abiertos a sus lados oscuros.

Propongo cuestionar si Canvas se trata de la representación de un modelo de negocio estructuralmente consistente, con verosimilitud entre su aspecto y su contenido.

Enfoques demasiados amplios

Si bien la actividad de elaborar el modelo utilizando Canvas incentiva a los participantes a multiplicar la cantidad de sus ideas, puede conducir a crear un cuadro colmado de información redundante, superflua y/o insignificante; a menos que el facilitador pueda mantener a la gente alineada enfocando los aspectos claves (los clientes claves, las propuestas de valor más significativas, los productos/servicios más convenientes…). Es decir, desagregar al trigo de la paja evitando el desorden en favor los aspectos más coherentes del negocio que se está “ideando”.

Modelo creado, ¿es actualizado?

Desde hace varios años percibo que la abrumadora mayoría de los empresarios perciben que no hay suficiente valor en la actualización de su visión estratégica en comparación con ajustes puntuales de sus acciones tácticas. Especialmente, esta rara propensión a actualizar el modelo de negocios que se ha creado a partir del Canvas se ve acentuada por la vista desordenada, como se describió anteriormente, con demasiadas ideas que causan un efecto desalentador para meter la mano entre ellas y rescatar la mejor según cada momento de la evolución del negocio.

Propósito contra valor

Encontré dos patrones típicos cuando se trata de la propuesta de valor de los componentes del Modelo Canvas. Hay una tendencia a describir la propuesta de valor real con “declaraciones de marketing” o argumentos que describen lo que se vende más que lo que se soluciona.

La brevedad sobre la claridad

Este cono de sombra del Canvas más bien tiene que ver con los ejemplos que se suelen publicar como ejemplos en la web y/o los libros. Se muestran “lienzos canvas” muy ordenados, prolijamente escritos, optimizados para causar una buena primera impresión. “¡Genial, tengo el modelo de negocio de “X” en 10 segundos!”. Bueno, sí y no…

¿Ejemplos perfectos?

Estos “ejemplos perfectos”, basados en la estructura del modelo de negocios Canvas apenas expresan detalles superficiales más que la historia de un determinado caso. Más que describir sintéticamente un modelo de negocio, habría que procurar alimentar al pensamiento para que resulte más completo e integrado que declaraciones que a veces resultan inconsistentes entre el cuadro y la realidad.

En resumen, una herramienta que detalla aspectos sin llegar a componer un cuadro completo. Es mi opinión, limitada a una experiencia personal, sujeta a todas las observaciones, comentarios y críticas que los lectores deseen formular.

Artículos relacionados:

  Programa Asistido: 5 Pasos para Generar Ideas de Negocios

8 comentarios en “El lado oscuro del Modelo Canvas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos:

  • Responsable: Mario Dehter
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.