Aprender es más importante que enseñar

Hace algunos años (a mi edad algunas cuestiones profesionales se miden “por décadas”… más precisamente: hace 2 décadas + 4 años) que me dedico a la formación. Primero para vendedores, después para microempresarios, luego para emprendedores (sobre todo en el ámbito universitario). Hace pocos años (6) —desde mi radicación en España— trato de aprender (para enseñar) cuestiones vinculadas al desarrollo de las capacidades individuales para lograr que las organizaciones tengan una actitud más apropiada para, esperanzadamente, innovar.

Estar “modelado” y “curtido” en el áspero sistema económico y político de mi país, Argentina, me ha ayudado a desarrollar cierta habilidad para predecir escenarios.

En 2000, cuando comencé a viajar habitualmente —por trabajo— a España y, especialmente, a partir de 2006 cuando —por circunstancias familiares— me radiqué en Sevilla, he visto venir el “furibundo tren” que está atropellando destruyendo lo que algunos creyeron que era una Entidad Inmutable consolidada para siempre entre las 10 primeras economías del mundo.

Una cuestión que cayó sobre mi cabeza fue “entender” que gran parte de la crisis en España está enraizada en la deficiente formación profesional continua que se ofrece: 1) un agujero por el que se despilfarraron grandes cantidades de recursos, y 2) uso de metodologías y contenidos demoledores del talento humano.

Así como pienso que gran parte de las recurrentes crisis argentinas tienen origen en la debilidad que adolecemos los argentinos como “sociedad civil” y un concepto distorsionado de la “viveza criolla”, creo que en España falló la orientación de las políticas, las metodologías y los contenidos de la enseñanza en todos sus niveles, pero muy especialmente en la formación profesional continua. Las cosas irán “a peor”, desde Los Andes hasta Depeñaperros, por la sencilla razón que no se aplican correcciones de fondo.

Sí, hay excepciones: existen muy buenos talentos y buenas instituciones que hacen las cosas muy bien. Pero en general se le está pidiendo al sector educativo de toda Iberoamérica que ahora mismo, en forma inmediata, ¡ya!, responda con soluciones a problemas que no puede digerir rápidamente porque:

  1. desconoce la naturaleza práctica de los problemas que se les pide solucionar (empoderar la cultura emprendedora, por ejemplo), y
  2. el sector educativo Iberoamericano carece de todos los talentos y recursos necesarios para generar y aplicar las soluciones que se les demanda (lo que no quiere decir que los pueda preparar par aun futuro mediato).

Más o menos esta es la situación:

¿Soluciones "al uso" para Problemas Creativos?

¿Soluciones "al uso" para Problemas Creativos?


El sector educativo debe resolver problemas para los que no está listo atender.

 

Mi primera observación, la que más me preocupa, en la que pretendo intervenir con el Curso Experto Universitario en Andragogía, es que existe un desajuste fatal entre la forma que se enseña y las preferencias que tiene la gente para aprender.

Es necesario comprender la naturaleza de esa desarticulación para diseñar y ejecutar procesos didácticos que den resultados rápidamente.

Además, hay que procurar recuperar “la esencia del aprendizaje de la formación”; esto es, actualizar la comprensión sobre cómo son los procesos de aprendizaje en el mundo contemporáneo caracterizado por la deprivación y las “urgencias”.


Tenemos, todos nosotros, que aprender a enseñar facilitando el aprendizaje, en lugar de estar siempre focalizando el resultado de la labor del “profesorado”.

Post navigation

1 comentario en “Aprender es más importante que enseñar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos:

  • Responsable: Mario Dehter
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.